Del mar al plato con un cuidado especial

Del mar al plato con un cuidado especial, conservas nardín

Extracto del artículo publicado en Noticias de Gipuzkoa el pasado 4 de agosto:

La empresa familiar de conservas Nardín lo sabe bien y sus 22 empleados limpian cada pieza con suma habilidad. Ubicada en Zumaia, la conservera hace una apuesta por lo tradicional, elaborando manualmente cada bote con producto de temporada, ya sea con el preciso corte que necesita el bonito o la sofisticada limpieza que acarrea la anchoa.

Al bonito se le cortan nada más llegar a las instalaciones la cabeza, las tripas y la cola, así como la ventresca, que se embotella aparte. Tras ello, se limpian todas las partes que no se puedan consumir y se aprovecha el lomo para hacer las migas del bonito.

Una vez está troceado, cambia de sala, donde en torno a doce trabajadoras, curiosamente todas mujeres, cortan cuidadosamente las piezas embotellándolas con aceite una a una.

Aunque puede parecer que el bonito por fin, tras este largo proceso, ya está disponible para su consumo, aún debe esterilizarse durante año y medio.

Se trata, al fin y al cabo, de un trabajoso proceso que aunque eleva el precio del producto, garantiza su calidad. “La higiene y la limpieza”, comenta Sebastian Aranguren, dueño de Nardín, “no tienen nada que ver con hace 20 años. La apuesta que se hace por la calidad es máxima y solo se puede conseguir con un trabajo manual”.

Leer la noticia completa: Del mar al plato con un cuidado especial (Noticias de Gipuzkoa) 

Share this post
  , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>